Cirugía Oral y Maxilofacial

¿Qué es? La cirugía oral y maxilofacial es una especialidad médico-quirúrgica que se dedica al estudio, diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades que afectan a las estructuras de la cara y el cuello, incluyendo la boca.

¿Tienes cordales incluido que aún no han salido o unos restos de raíces de dientes que no han podido ser extraídos? ¿Te han dicho que no tienes suficiente hueso para colocar implantes dentales y que sería necesario poner un injerto? ¿Tienes alguna lesión en la boca que te produzca malestar o inquietud?.

En clínica oral&facialmálaga contamos con especialista de alta experiencia en cirugía oral y maxilofacial, los cuales te asesorarán sobre las mejores opciones de tratamiento.

Nuestros cirujanos tratan todas las tipologías de enfermedades posibles que pueden acontecer en cabeza y cuello:

Cordales Incluidos

Son las muelas del juicio que por alguna causa no han erupcionado y requieren de una cirugía para ser extraídas. Cada vez es más frecuente la ausencia de erupción de los cordales, éstos son muelas que deben ser extraídas por especialistas ya que la intervención conlleva unos riesgos que deben ser conocidos y saber cómo solventarlos. De no ser extraídos, caben también otras complicaciones como pueden ser infecciones, caries o daños en las piezas vecinas o formación de quistes.

Caninos Incluidos

Los colmillos son piezas dentales muy importantes en la arcada dental ya que dirigen los movimientos de la boca y el mayor esfuerzo de nuestros profesionales está encaminado a la conservación de los mismos. Su erupción normal debe ser completa a los 13 años. En los casos en los que los colmillos se encuentran retenidos o que no han erupcionado, se requiere un estudio previo a ser intervenidos para valorar la posibilidad de que, mediante fenestración y un sistema de tracción con ortodoncia, puedan ser llevados de nuevo a boca o bien ser extraídos para la colocación de implantes.

Quistectomías y Apicectomías

En ocasiones, las infecciones dentales llegan a afectar las raíces dentales y el hueso que los contiene; en estos casos se pueden formar en el hueso unas cavidades que deben ser intervenidas lo antes posible para evitar el daño de las piezas vecinas.

Cuando los quistes están en relación con las raíces de piezas dentales, los dientes afectados deben ser endodonciados y durante la extirpación del quiste se realiza también un corte de las raíces de estos dientes o apicectomía.

Frenectomía o Cirugía del Frenillo del Labio o la Lengua

En los casos en los que el frenillo del labio sea muy ancho y fibroso, es posible que los incisivos centrales queden separados entre sí y para corregir este defecto, en caso de optar por un tratamiento con ortodoncia, es necesario realizar una intervención en la que se extirpe dicho frenillo.

También en los casos en los que el frenillo de la lengua es corto, se pueden producir en el niño problemas de pronunciación del algunas consonantes, en especial la “r”. El frenillo no solo impide o dificulta la articulación de los fonemas linguales -en ocasiones, con una importante alteración del habla- sino que se acompaña de problemas anatómicos y funcionales que afectan a la masticación, a la deglución y al desarrollo dento-facial.

Implantes Dentales

Para solventar los problemas de ausencia de piezas dentales existen los implantes dentales. Estos implantes son dispositivos de titanio puro que simulan de forma artificial, la estructura de las raíces dentales y son los que dan soporte a la corona de implante, diseñadas a medida según las características del paciente.

Al perder una pieza dental, el hueso donde se aloja inicia un proceso de desaparición gradual. La colocación temprana del implante dental interrumpe el proceso de reabsorción de hueso.

Es muy importante que se realice un estudio adecuado de cada paciente por personal especializado, para poder ser asesorado sobre las mejores opciones en cada caso. En casos indicados, los implantes pueden ser colocados en el mismo día que se extraen las piezas dentales enfermas y pueden incluso ser cargados colocándose en el plazo de 24 h una prótesis provisional.

Los implantes dentales pueden servir también como soporte de prótesis dentales removibles, una opción mucho más económica, y que resulta más cómoda y están más fijas que las prótesis usuales.

Falta de Hueso en el Maxilar o la Mandíbula

Con la edad o cuando hace mucho tiempo que hemos perdido una pieza dental, el hueso que soportaba a esos dientes va disminuyendo tanto en altura como en anchura; esto complica la colocación de implantes dentales, que para ser colocados requieren de un hueso con una calidad y unas características óptimas para asegurar su integración. Es por ello que se realizan técnicas de rellenos óseos con materiales biocompatibles junto con técnicas de elevación de seno maxilar o autoinjertos de hueso del propio paciente para aumentar la anchura y altura ósea.

Patologías de las Glándulas Salivares

En toda la mucosa de la cavidad oral existen glándulas secretoras que pueden obstruirse causando dolor o inflamación. Existen principalmente 3 glándulas salivares que son pares, la parótida, la submaxilar y la sublingual. La mayoría de las patologías que pueden afectar a estas glándulas son de tipo inflamatorio, causando parotiditis y submaxilitis, principalmente, y también es frecuente la aparición de cálculos en el conducto de salida de la glándula.

Lesiones en Mucosa Oral

Es frecuente que por el roce de piezas dentales, de las dentaduras removibles o por algún traumatismo, aparezcan lesiones en la mucosa de la boca. Principalmente de tratan de lesiones benignas que, en caso de ser molestas, pueden ser extirpadas. Las lesiones más frecuentes son papilomas, fibromas, mucoceles, liquen plano y ulceras. Ante la aparición de una ulcera o una lesión blanca o roja en la mucosa, es muy importante acudir a un profesional que estudie las características de la lesión para decidir, en caso de ser necesario, tomar una biopsia.

Patologías de la Articulación Temporomandibular (ATM)

La ATM es una articulación par que une la mandíbula a la base del cráneo. Esta articulación, al igual que la articulación de la rodilla, se compone de una cápsula, ligamentos y un menisco que actúa como una almohadilla para amortiguar el roce entre el cóndilo de la mandíbula y el hueso del cráneo.

Las alteraciones que pueden afectar a la ATM ocasionan daño en sus diferentes estructuras anatómicas, principalmente son ocasionadas por alteraciones en la mordida (mordidas abiertas o falta de piezas dentales, especialmente caninos y molares). También es muy frecuente que exista un componente emocional, principalmente estrés, en la aparición de dolor en la ATM por apretamiento o rechinar de dientes (bruxismo), ocasionando movimientos anormales en la apertura y cierre de la mandíbula, pudiéndose escuchar crujidos o chasquidos, dolor de cabeza, oído y cuello.

Es muy importante que sea estudiado por un profesional que pueda orientarle acerca de la causa de su dolor y cuál es la mejor opción terapéutica: los casos de maloclusión a menudo se corrigen con ortodoncia, la ausencia de piezas dentales con implantes o prótesis dentales; los casos de bruxismo con férulas de descarga y fisioterapia además de poder aplicar toxina botulínica para relajar la musculatura.

Traumatismo Facial

La cara es una de las principales estructuras que sufre agresión tras un accidente de coche o tras una agresión. Las zonas más frecuentemente afectadas son la nariz, la mandíbula y el hueso del malar, condicionando deformidad facial, dolor y problemas al masticar.

Es muy importante el diagnóstico y la intervención temprana de estas fracturas para evitar posibles secuelas.

En nuestra clínica contamos con un equipo de cirujanos especialistas en la cirugía de los traumatismos faciales quienes, tras el diagnóstico de la fractura gracias a nuestro TC 3D, podrán restaurar la funcionalidad de cada estructura afectada ofreciéndole los mejores resultados.

Síguenos en